Logotipo Ediciones MA40

Libros de Ajedrez

Inicio   Blog   Enlaces   Utilidades  


 

Octavilla SMS Solidario APINME

Octavilla SMS Solidario APINME





¿INSOLIDARIDAD, SATURACIÓN O SIMPLEMENTE PEREZA?

Publicado por MA40 el lunes 11 de julio de 2016.

La mayoría de los que entráis en mi web sabéis que soy lesionado medular. Unos porque me conocéis personalmente y otros porque, sencillamente, es lo que pongo en la página de inicio, en “Sobre Mí”. Lo que quizás no sepáis algunos, es que soy colaborador de una asociación que está trabajando para encontrar la cura a la lesión medular, APINME (ASOCIACIÓN PRO INVESTIGACIÓN PARA LA REPARACIÓN DE LA LESIÓN MEDULAR).

Esta asociación apoya unos ensayos que se están llevando a cabo por el Dr. Jesús Vaquero en el Hospital Universitario Puerta de Hierro-Majadahonda (MADRID), y se podría decir de ellos que son unos de los más importantes y esperanzadores que, a día de hoy, se están realizando a nivel mundial.

Hace un par de años, hablando con el vicepresidente de la asociación, me comentaba que, a pesar de los buenos resultados de los ensayos, la situación económica del proyecto era crítica; tanto así que no sólo se estaba ralentizando sino que incluso peligraba su continuidad.

Algo había que hacer para buscar financiación; entonces, empezamos entre todos los colaboradores a hacer propuestas. A mí se me ocurrió crear un “SMS Solidario”, o sea, uno de esos números a los que la gente envía un SMS y te cobran una pequeña cantidad en concepto de donación que se ingresa en la cuenta de la fundación.

La idea nos pareció buena, yo diría que nos entusiasmamos con ella.

Como yo fui el que hizo la propuesta, yo me encargué de ponerla en práctica. Lo primero fue contratar el servicio a un operador de telecomunicaciones. Esto que puede parecer en principio fácil, en realidad fue harto complicado, incluso llegaron algunos momentos en los que parecía que lo mejor era desistir, pero no, el primer paso se consiguió.

Ya teníamos nuestro SMS Solidario, ahora se trataba de promocionarlo, difundirlo, anunciarlo; en definitiva, moverlo lo máximo posible para obtener la mayor cantidad de donaciones.

Para ello, diseñamos una octavilla con un lema y el número con las palabras a enviar en el SMS. La campaña “Cuenta atrás para la Lesión Medular” había comenzado.

Octavilla SMS Solidario APINME

“Poco dura la alegría en casa del pobre”. Así es, poco a poco nos fuimos dando cuenta que algo pasaba, no sabíamos muy bien qué, pero los resultados no eran los esperados. O sea, los SMS’s recibidos eran muchísimo menos de los que nuestras expectativas auguraban.

Ni siquiera sumaban una pequeña parte de nuestros contactos más directos.

Hay un detalle que quizás tenga algo que ver: algunos operadores de telefonía, la mayoría, tienen desactivado por defecto los SMS de pago, o sea, los números “Premium”; y para enviar el SMS, hay que llamar previamente a la compañía para que lo activen. Pero ¿sería esa la causa de nuestro fiasco? ¿Ni siquiera nuestros contactos más directos están dispuestos a perder tres minutos para ayudarnos? No sé, me parece de escaso peso el argumento de “La Pereza” de nuestros contactos.

Tal vez sea de mayor peso el argumento de “La Saturación”. Sí, hoy en día son tantas las causas para ayudar… Cáncer, sida, hambre, catástrofes naturales, niños en condiciones inaceptables… Nosotros, el colectivo de lesionados medulares, no somos más que otro problema. ¿Por qué ayudarnos si no estamos los más graves, ni nuestra causa es la más urgente, ni siquiera se nos ve tan infelices? Por ahí, por ahí pueden ir los tiros. Sin embargo, yo me hago la siguiente reflexión: ¿sería suficiente con que cada familiar de un lesionado medular, cada amigo, cada persona para la que la lesión medular no es simplemente un problema más, enviara un SMS? ¿Sería eso suficiente para que las investigaciones avanzaran más rápido? La respuesta es “SÍ”, con eso sería suficiente.

Por último “La Insolidaridad”; me vais a perdonar pero ésta sí que no me la creo. De acuerdo, siempre habrá alguien que diga “yo no la tengo” o “no es mi problema”. Sí, pero ¿cuántos? No, yo creo que a la gente de hoy en día no se la puede tachar de insolidaria, no señor.

¿Entonces? ¿Cuál ha sido el problema? ¿Por qué no está funcionando la campaña “Cuenta atrás para la Lesión Medular”? ¿Insolidaridad? ¿Saturación? ¿Pereza? ¿Un poco las tres? ¿Quizás no nos hemos implicado lo suficiente el colectivo de lesionados medulares?

Yo no lo sé. Si tienes alguna opinión, haz un cometario.

Bueno. Si has llegado hasta aquí leyendo, que sepas que la campaña sigue en pie, así que, por favor, envía un SMS.

 
comments powered by Disqus
 


Todos los artículos de este blog están bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported.
Licencia Creative Commons